Economía y educación Capitales opacos, patrimonio productivo

Franceses están interesados en invertir 150 MM de euros en la RD
septiembre 25, 2013
Ingresos por turismo alcanzan RD$2,376 MM
septiembre 25, 2013
Show all

Economía y educación Capitales opacos, patrimonio productivo

Aquellos recursos financieros que emigran de la isla cuyos dueños son dominicanos, los llamados capitales opacos, debemos despenalizarlos sin vacilación, requieren de una ley de amnistía que observe un paquete de incentivos, sería el fondo patrimonial de una banca que operaría en divisas, la llamada banca de promoción de la exportación que no existe en la isla. Urge la revisión del parámetro ético-social que incide cual harakiri en nuestro desvencijado pueblo.

Sin inversión interna no hay desarrollo económico, esa es la triste realidad. Sino, observemos el sector turístico y el de zonas francas en manos de la inversión extranjera, cuya renta es de destino desconocido, ingreso con el cual, de seguro, no estaríamos endeudándonos periódicamente. La inversión extranjera es voraz, reductora de la esperanza de los dominicanos, endosando sin compasión salarios de miseria, pues el motivo es sencillo, no son dolientes de la isla.

Hoy en el albor del siglo veintiuno la inversión interna isleña imputa el revestimiento de la ética inquisidora del oscuro medioevo del siglo trece. Detengamos esta actitud económica, a todas luces irracional.

El estimado de dos mil millones de dólares señalado como fuga de capitales dominicanos es risible, presumimos que es más, podrían llegar sin exagerar a los diez millardos de dólares, recursos nativos que huyen presurosos de la isla cuando pudieran quedarse con una ley de amnistía en beneficio de la inversión interna.

La industria dominicana, la poca que existe, está pasando a manos extranjeras, la industria dominicana se empobrece, la isla se desindustrializa vertiginosamente, y con ello se profundiza la dependencia en la deuda externa. El hambre no espera, urge ansioso de respuestas, revertido en delincuencia porque no hay oportunidades laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.