FMI rebaja sus previsiones económicas para EE.UU. y el Reino Unido

Petróleo WTI sigue su escalada alcista, cierra este martes a US$47.89 el barril
julio 26, 2017
Las opciones de Trump en Venezuela se complican por refinadora estadounidense
julio 26, 2017
Show all

FMI rebaja sus previsiones económicas para EE.UU. y el Reino Unido

Los errores de política en el comercio son la mayor amenaza para el crecimiento global.

Demasiado a menudo desde la crisis financiera global, la economía mundial ha dependido de EEUU para seguir adelante. Por lo tanto, aunque la economía estadounidense ha decepcionado un poco este año, y las perspectivas de un gran impulso fiscal al crecimiento se han disipado, es grato saber que China, la eurozona y Japón están tomando el relevo. Sin embargo, aunque EEUU no tiene que ser el único motor del crecimiento, si inicia un conflicto importante en relación con el comercio internacional, tiene el potencial de paralizar toda la expansión.

La más reciente actualización de previsiones del Fondo Monetario Internacional, publicada el lunes, no ve cambios en el crecimiento global desde sus proyecciones previas de un saludable 3.5 por ciento este año y 3.6 por ciento el próximo, con revisiones al alza este año en la eurozona, China y Japón. Las únicas grandes economías avanzadas cuyas previsiones fueron revisadas a la baja para este año son EEUU y el Reino Unido.

En el caso de EEUU, la rebaja implicó la reducción de la previsión en 0.2 puntos porcentuales este año y unos importantes 0.4 puntos porcentuales en 2018, una gran caída de la tasa de crecimiento que ahora se prevé alcance sólo el 2.1 por ciento.

En realidad, el FMI fue demasiado optimista en primer lugar acerca de la capacidad de la administración Trump para lograr la aprobación de un gran estímulo fiscal. Donald Trump llegó al poder hablando de un enorme programa de gasto de infraestructura y grandes reducciones de impuestos. En este caso, la incapacidad del presidente para hacer acuerdos con el congreso implica que los planes hasta ahora no han llegado a nada.

En cuanto al Reino Unido, el fondo revisó a la baja las previsiones para este año tras un débil crecimiento en el primer trimestre. Los consumidores británicos se han visto afectados por la caída de la libra esterlina a raíz del referéndum de la UE el año pasado. Sin embargo, en el gran esquema de las cosas, las revisiones a la baja para la expansión del Reino Unido son relativamente pequeñas. El FMI proyecta que la economía británica crezca más rápidamente que las de Francia e Italia este año, y sólo 0.1 puntos porcentuales menos que la de Alemania. Es probable que el impacto final del Brexit en el Reino Unido no sea positivo, pero no ha demostrado ser desastroso a corto plazo.

Quizás una de las partes más optimistas de la previsión es el continuo optimismo sobre el comercio mundial. Habiendo crecido en promedio dos veces más rápidamente que el producto interno bruto en los años previos a la crisis, el comercio apenas se ha mantenido a la par de la expansión económica global desde entonces. Pero a un aumento del 4 por ciento en 2017 y 3.9 por ciento en 2018, se proyecta que un repunte en el comercio de bienes y servicios reales rebase el PIB. La globalización aún no ha muerto.

Sin embargo, como advierte el FMI, la incertidumbre política es una de las mayores amenazas para la economía mundial a mediano plazo, y en ningún lugar es esto más evidente que en el comercio.

Los esfuerzos de los grupos de presión empresarial estadounidenses, los socios comerciales de EEUU y las voces de la cordura en la administración del Sr. Trump han impedido hasta ahora que su loca retórica mercantilista se convierta en realidad y comience una guerra comercial internacional. Pero en el futuro aguardan importantes decisiones sobre la imposición de aranceles punitivos del acero y la renegociación de acuerdos comerciales. Si hay un hombre que puede tomar la amplia recuperación global y destruirla con irresponsables instintos proteccionistas, es el Sr. Trump.

Es una buena noticia no sólo que la economía mundial esté creciendo, sino que un tambaleante motor estadounidense puede ser sustituido por otros motores económicos que se están activando. Pero la expansión sigue siendo estable, más que espectacular, y la capacidad de las autoridades para descarrilarla está demasiado presente.

FT View (c) 2017 The Financial Times Ltd. All rights reserved.

 

 

Fuente: www.diariolibre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.