Los 5 sectores responsables de la informalidad laboral en RD

ABA declara certifica a más de 300 profesionales en prevención lavado de dinero
julio 17, 2017
Dominicanos se manifiestan a favor de Marcha Verde en Suiza
julio 18, 2017
Show all

Los 5 sectores responsables de la informalidad laboral en RD

El comercio al por mayor y detalle, los hoteles, bares y restaurantes; la construcción, el transporte y la comunicación, y la agricultura figuran entre las principales actividades responsables del aumento en la informalidad laboral en República Dominicana, desde 2008 hasta 2016.

El año pasado, las citadas cinco actividades económicas ocuparon 1,676,899 personas de los 2,317,165 trabajadores informales, equivalente al 72.3% del total de los estimados por el Banco Central (BC).

Hasta el año pasado, de los 4,414,520 personas que realizaban alguna labor, remunerada o no, el sector informal representaba el 52.4%, siendo el comercio, con 613,503, la actividad que mayor cantidad empleaba, equivalente al 26.4%, de acuerdo a las estadísticas.

Las actividades informales agrupadas bajo el renglón “otros servicios”, pasaron de 390,915 personas ocupadas en 2008 a 491,627 en 2016, equivalente a un crecimiento de 25.7% (100,712 nuevos puestos).

A los servicios le sigue el comercio, que generó desde 2008 a 2016 un total de 87,811 puestos de trabajo; la construcción, con 36,893; los hoteles, bares y restaurantes con 27,547, el transporte y comunicación con 21,478, y la agricultura 16,500, según el BC.

ingreso promedio poblacion ocupadaEn total, la economía generó en el citado período 258,242 puestos informales, al pasar de 2,058,923 en 2008 a 2,317,165 el año pasado, para un crecimiento de 12.5%.

Durante los últimos nueve años, solo la industria manufacturera ha reducido la mano de obra informal, con una baja de 30,527 puestos.

Franklin Vásquez, decano del área de Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), recuerda que la informalidad es negativa porque crea una economía subterránea, la cual no se puede medir.

“Puedes hacer estimaciones, pero medir exactamente no puedes y entonces estás subestimando el PIB (producto interno bruto)”, agrega Vásquez.

Asegura que la informalidad no es solo un fenómeno de República Dominicana, sino de toda América Latina, debido a que las estructuras productivas no generan los empleos suficientes para garantizar que la población económicamente activa y el crecimiento de ésta encuentre trabajo.

“Yo no creo que nadie quiera ser informal, pero si tú no tienes empleo y si no hay empleos formales, algo tú tienes que hacer para sobrevivir”, explica el docente.

Cita como otro elemento negativo de la informalidad el hecho de que la misma se convierte en una cultura y en una carga para el Estado, que deja de cobrar los impuestos correspondientes.

“Las microempresas informales, básicamente, no pagan impuestos y se ve como una ganancia para el empresario. Pero obviamente, eso tiene elementos negativos. Se genera una cultura donde el paso de la empresa informal del padre a hijo a nieto se mantiene a través del tiempo”, expresa.

Salarios

Aunque los ingresos por hora en el sector formal son más elevados que en el informal, el ritmo de crecimiento entre ambos, desde 2008 hasta 2016 no ha sido tan marcado.

De acuerdo a las cifras del Banco Central, el salario promedio, por hora, en el sector formal, creció RD$36.8 desde 2008 hasta el año pasado, al pasar de RD$73.3 a RD$110.1.

poblacion ocupada sectoresSin embargo, en el informal el crecimiento promedio de los ingresos fue de RD$30.5, al pasar de RD$54.9 en 2008 a RD$85.4 en 2016.

“Si bien la formalidad laboral es deseable y necesaria en materia de seguridad social y el ámbito fiscal, lo más importante en economías en vías de desarrollo es que la gente trabaje y se gane la vida. En el país muchos trabajadores deciden ser informales voluntariamente, al realizar un análisis costo-beneficio de sus alternativas en el sector formal”, según el gobernador del BC, Héctor Valdez Albizu, durante una reunión con la Unión Nacional de Empresarios (UNE).

Un artículo publicado por el BC en su web, que recoge el punto de vista del funcionario, asegura además que, “en otras palabras, muchos trabajadores, debido a los bajos salarios que devengarían en el sector formal deciden voluntariamente trabajar de manera independiente en la informalidad para generar mayores ingresos”.

Para el vicepresidente del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (Crees), Ernesto Selman, hay dos factores principales que influyen en los niveles de empleos informales: el sistema y el Código Tributario.

Detalla que el sistema tributario impone “muchas” figuras impositivas con altas tasas, lo que promueve las transacciones informales, la evasión y elusión de impuestos.

informalidad laboral trabajo

La informalidad se convierte en una cultura y en una carga para el Estado, que deja de cobrar los impuestos correspondientes.

Mientras que el Código Tributario impone un alto costo laboral no salarial. “No hablamos de lo que no están recibiendo los trabajadores por su salario, sino de los costos que asumen las empresas en adición a lo que le pagan a los trabajadores”, explica Selman.

Dice que parte de esos costos tienen que ver con la cesantía y elementos que se van añadiendo al costo mismo del salario.

El documento del BC explica que “la informalidad en el mercado laboral dominicano es un fenómeno complejo, heterogéneo con distintas motivaciones, donde coexisten trabajadores asalariados en condiciones precarias por los bajos salarios devengados y ‘cuentapropistas’ que eligen voluntariamente ser trabajadores independientes”.

“Esto se explica, en parte, por el estancamiento en los salarios reales, así como por lo difícil, burocrático y costoso en términos impositivos, que resulta emprender negocios en el sector formal dominicano”, añade la entidad financiera.

Medidas

Desde el año 2008, el Banco Central registra 792,547 nuevas personas ocupadas, de las cuales el 32.5% (258,242) han sido empleadas por el sector informal.

Durante el período 2008-2016 la administración pública ha contribuido al crecimiento de los puestos formales con 65,872, según el BC, aunque las estadísticas de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) no concuerdan con la del banco.

De acuerdo a la TSS, los empleados públicos, centralizados y descentralizados, sumaban 515,484 al cierre de 2016, el 27.6% del total de empleados formales del país.

El docente de Intec Franklin Vásquez recomienda al Estado, para reducir la informalidad, el cambio progresivo de la estructura productiva, “en sus raíces y pecados originales”.

empleos formal informal
“El Estado debe promover que esos sectores informales, a través de programas de financiamiento o acompañamiento, se vayan poco a poco formalizando, pero no a través del cobro de impuestos, sino del apoyo para la mejora de la productividad, lo que generaría una dinámica más positiva para la economía y para los mismos empresarios”, sugiere.

Vásquez sostiene que cuando el microempresario informal entra al sistema de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) se le aplican todos los impuestos, “no le importa a nadie si tú puedes o no pagarlos”. “La gente, como no es tonto ni perezoso, simplemente no se formaliza”, añade.

Mientras que el vicepresidente del Crees, Ernesto Selman, opina que se debe reducir del 18% al 10% el impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS), lo que eliminaría el incentivo a hacer “transacciones por fuera”.

Bajos ingresos

Para el Banco Central las razones subyacentes que explican la informalidad incluyen factores relacionados con la segmentación o exclusión en el mercado laboral, lo que impide que trabajadores (en su mayoría de bajo nivel de preparación o habilidades) se inserten en el mercado formal.

Además, apunta como un problema las regulaciones e impuestos que representan una carga onerosa para que las empresas puedan formalizarse e incentivan a la evasión o bien a la elusión de impuestos. Estas, además de los bajos ingresos de los trabajadores formales, podrían ser las principales causas que contribuyen a aumentar la informalidad en República Dominicana.

“Los trabajadores técnicos del nivel medio, empleados de oficina, trabajadores de los servicios, operarios, artesanos, conductores y trabajadores no calificados, devengan en promedio ingresos por hora más elevados en el sector informal que el formal y en la mayoría de los casos trabajan menos horas que los formales”, se desprende del artículo. “Algunas consideraciones sobre la informalidad y los ingresos en el mercado laboral de República Dominicana, parte II”, publicado en 2014.

Informalidad urbana

El Programa de Empleo Regional para América Latina y el Caribe (PREALC) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el sector informal como aquellos que laboran en empresas de menos de cinco empleados, trabajadores por cuenta propia o patronos que están en los grupos ocupacionales: agricultores y ganaderos, operadores y conductores, artesanos y operarios, comerciantes y vendedores, y asalariados no calificados, trabajadores familiares no remunerados y el servicio doméstico.

Utilizando ese criterio, y focalizado solo en la parte urbana, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elaboró un cuadro comparativo de los países de América Latina, en el cual República Dominicana presenta una informalidad urbana de 48.4%, superior al promedio de la región, que es 46.4%.

En dicho cuadro, Chile, Panamá, Uruguay, Argentina, Costa Rica, Brasil y México tienen una informalidad urbana por debajo del promedio regional.
Mientras que la lista la encabezan Bolivia, con 57.6%, seguida de Perú (57.2%) y Guatemala (57%).
Fuente: www.eldinero.com.do

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.