Ministerio Economía y Banco Mundial evalúan alianza estratégica
julio 13, 2017
Cartera de crédito de la banca asciende a RD$927,553 MM
julio 17, 2017
Show all

Reacciones micro y macro

A veces ocurren coincidencias inesperadas entre cuestiones en el ámbito de la macroeconomía y asuntos en la esfera de la microeconomía. Una de ellas tuvo lugar durante la reunión del G20, que agrupa a 19 de las economías más grandes del mundo, más un representante de la Unión Europea. Y el asunto en cuestión fue la desigualdad en la distribución de los beneficios de las actividades económicas.

A nivel macro, es decir en el contexto de eventos que tienen lugar en la economía global, el descontento por sus consecuencias quedó plasmado en las protestas de decenas de miles de manifestantes. Sin una agenda única, y probablemente con un concepto difuso de quiénes son los culpables, el elemento común que vinculó a esos manifestantes fue el criterio de que los procesos derivados de las decisiones tomadas en escenarios como el G20 sólo han beneficiado a una minoría, en tanto que han sido perjudiciales para las grandes mayorías. Curiosamente, de forma simultánea a esos cuestionamientos macro, tuvo lugar una reacción a nivel micro, también causada por una percepción de injusticia.

Los residentes de Hamburgo, y los establecimientos comerciales, fabriles y de servicios ubicados en esa ciudad, se opusieron durante meses a que la reunión del G20 se celebrase allá. Normalmente las ciudades buscan atraer convenciones a fin de estimular sus economías, pero en este caso se sabía de antemano que las protestas iban a ocurrir, con su secuela de disturbios, cierres, violencia y pérdidas de negocios. Algunas actividades, como hoteles y líneas aéreas serían beneficiadas por el evento, pero los afectados sostuvieron que esas ganancias serían a expensas de ellos. El gobierno alemán, interesado en demostrar que era capaz de acoger una reunión como ésa en una de las principales ciudades del país, rehusó trasladarla a una ubicación más remota, como podría haber sido algún castillo alejado de los mayores centros urbanos.

 

Fuente: www.diariolibre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.